Cuando no todo va bien

Cuando una se queda embarazada le asaltan todo tipo de dudas y temores, aunque quizá los más recurrentes sean los relativos a la salud y bienestar del pequeño ser que crece poco a poco en nuestro interior. Lo normal es que todo vaya bien y que salvo algunos pequeños y molestos achaques sufridos por la paciente madre, al final del proceso nos encontremos con nuestro bebé perfectamente sano en brazos. Pero no siempre es así. A veces se producen imprevistos. Errores en el sistema, que diría un informático y entonces una se encuentra perdida, desorientada y sin saber qué hacer. File not found.

¿Qué haces cuando sabes que no todo va bien?

Preocuparte. Llorar. Preguntar. Preguntar. Preguntar.

El problema es que la estrategia de los médicos, por los menos los de la seguridad social o, afinando más, los que me han tocado a mi, se limita a echar balones fuera. El médico de cabecera me remite a la matrona, la matrona al médico de cabecera con indicación de que me derive al especialista, el especialista no sabe/no contesta y vuelta al punto de partida. Y allí estás tú, con tu barriga de 29 semanas, sin saber qué va a pasar, sin tener a quién recurrir, buscando en tu agenda el teléfono olvidado de aquella gine a la que ibas durante el breve tiempo que disfrutaste de seguro privado a ver si, pagando a tocateja, alguien resuelve tus dudas. O por lo menos no te trata como si fueras tonta. O un pedazo de carne al que sacar sangre. O un número que se interpone ante el siguiente de la fila y que hay que despachar cuanto antes.

Ajena a todo el revuelo que se ha montado a su alrededor en el último mes, Tulga flota feliz en mi útero, se agita, me da patadas si me tumbo sobre el lado derecho para dejar constancia de que esa postura no le mola y, con buen criterio, decide que todo esto no va con ella. Que está mejor a su bola ¿Y yo? Pues seguiré tomando mis pastillas, acudiendo puntualmente a los análisis y, sobre todo, preguntando. Con un poco de suerte, alguien me contestará y me dirá el riesgo real de que algo se tuerza, de que Tulga no nazca sana y qué hacer en ese caso… O, a lo mejor, por fin después de 4 semanas de esquivar mis comentarios, de hablar a medias y con generalidades, sin mojarse ni un poquito no sea que se equivoquen y les monte un pollo, me dicen que todo va bien, que me quede tranquila, que lo cogimos a tiempo y que mi bebé sólo tendrá que preocuparse de que su hermana mayor no le robe los juguetes o le tire del pelo.

En cualquier caso, Tulga, tu mamá te quiere con locura y en un par de meses nos veremos las caras y nos reiremos de todo esto. Porque no hay suficientes médicos bordes en el mundo para impedir que disfrute del que probablemente será mi último embarazo, mi último bebé, mi niña querida.

 

Anuncios

Etiquetas: ,

3 responses to “Cuando no todo va bien”

  1. nosoyunadramamama says :

    Pero qué te ha pasado o te han dicho?? q algo no está bien?

    • norgwinid says :

      Los análisis del segundo trimestre salieron todos al revés, un problema de tiroides que, al parecer, ya estaba bien visible en el primer trimestre, pero que sólo han empezado a tratarme ahora, y porque di un poco la lata a la matrona y al médico de cabecera preguntando qué era aquello. Ahora el endocrino me dice todo escandalizado que debería llevar meses tomando pastillas y que a estas alturas del embarazo poco se puede hacer. Que la falta de hormonas ha podido (o no) afectar al desarrollo del bebé. Que el no puede valorar y que ya veremos. Que a lo mejor todo está perfecto o no lo está. Y mira que insistí, pero fue todo lo que pude sacarle!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mamá y la tribu

Blog de Crianza Sostenible

unamadremolona.wordpress.com/

Trucos, consejos y todo lo que necesitas saber para ser una madre molona o, por lo menos, intentarlo

Entre Togas y Chupetes

Madre y Abogada a tiempo completo y sobreviviendo.

Días de mamá

Mis cosas, mi vida. ¿Te unes?

La Madre Tigre

Blog de La Madre Tigre

La hipster family de Barcelona

Una pareja de modernillos y un hipsterbebe

Maternideas

Ideas, consejos e historias divertidas sobre la maternidad y crianza

Sra de Díaz

Buscando mi lugar

otro blog de mamis

aventuras de una mami de tres, con título especial

Princesas y Princesos

Un corazon de melón, una princesa de fresa y un bombón de chocolate

Urban&Mom

Historias de una mamá en la ciudad

39 semanas

O como ser mamá y no morir en el intento

Diario de una endorfina

Diario ilustrado de un embarazo y de la vida loca con 2 gorditos a bordo

la aventura de mi embarazo

O como ser mamá y no morir en el intento

SAMBA IBÉRICA

O como ser mamá y no morir en el intento

Mucha Vida

cocina sencilla para novatos, vividores y bocas audaces

Blog de Madre

Desdramatizando el mundo maternal

A %d blogueros les gusta esto: