De vacaciones con niños ¡Se puede!

Habida cuenta del mes en el que nos encontramos, parece imprescindible abordar el tema de las vacaciones, los calores y las distintas formas de pasar el rato cuando (¡por fin!) uno deja de ir al trabajo, aunque sea por unos días. Cuando éramos jóvenes y entusiastas, antes de la llegada de la Enana a nuestras vidas, servidora y su costillo tuvimos a bien recorrernos todo el norte de España de camping en camping, verano tras verano, disfrutando cual cochinos jabalíes de las playas, comidas y estupendos paseos que se ofrecen por esos lares. De todas las tierras visitadas, sin duda, nuestra favorita es Asturias, que nos conocemos de cabo a rabo, y donde tenemos buenos amigos y grandes recuerdos.

Pues bien. Cuando decidimos aumentar la tasa de natalidad aportando nuestro granito de arena, nos planteamos qué hacer cuando se cernieran sobre nosotros los rigores estivales y tras pensarlo un microsegundo decidimos que lo de siempre: tienda de campaña y para el norte. Eso sí, como además de a la Enana ahora llevábamos perro incorporado tuvimos que hacer un par de ajustes en nuestro habitual plan de “nos metemos en el coche y ya vemos dónde llegamos, si eso”. Para empezar, compramos una tienda más amplia, con un pequeño porche que nos permitiera resguardarnos a todos de los ocasionales chaparrones veraniegos que suelen abundar por la cornisa cantábrica. Y después, seleccionamos bien el destino, buscando un camping en el que los chuchos y los niños fueran bienvenidos. La verdad es que no tuvimos que mirar mucho, porque en seguida dimos con el fantástico camping de Deva, a tiro de piedra de Gijón, donde pasamos todos unos días estupendos. El sitio es precioso, rodeado de vegetación, a menos de 5 kilómetros de la civilización más civilizada y con unas instalaciones maravillosas: piscinas, parques infantiles (uno al aire libre y otro cubierto, que esto es importante), servicio de guardería, baños especiales para bebes, con su bañera y su cambiador, cafetería de rechupete con personal atento y servicial, grandes espacios para jugar, trotar y hacer el cabra y muchas familias con niños con los echar a pastar a los peques de la casa.

Además, como digo, Gijón está justo al lado, lo que nos permitió visitar sin problemas a los amigos, ir a la playa a que la Enana hiciese la croqueta en las piscinas que quedan cuando se retira la marea, hacer compras, dar paseos, acercarnos a Oviedo (se llega en 25 minutos por la autovía!), y un largo etc. Además, para los que tenéis perro, Gijón es una ciudad dog friendly, o sea, que hay muchos bares y tiendas donde dejan entrar a los animales sin ponerte ni una mala cara, eso sí, siempre que estén bien educados y no vayan haciéndose pis por las esquinas o molestando al personal. Una gozada, vamos.

Este año no sé si repetiremos experiencia, porque para agosto (que es cuando quedamos libres de deberes), yo ya estaré de 8 meses, y todavía tengo que hacerme la última eco y mil y una pruebas adicionales por el problemilla (jeje) que me detectaron y que ha vuelto el embarazo de Tulga un poco más especial de la cuenta. En cualquier caso, ya os contaré más adelante, porque yo sin playa, no me quedo!

 

Anuncios

Etiquetas: ,

2 responses to “De vacaciones con niños ¡Se puede!”

  1. nosoyunadramamama says :

    Me alegra que os guste tanto Asturias, para mí Gijón es una ciudad casi perfecta y me alegro de vivir aquí, jajaja…. Qué problemilla tienes con el embarazo?? seguro que lo contaste ya, pero como os sigo a varias, a veces me despisto…

    • norgwinid says :

      Sí, Gijón es una ciudad estupenda, la verdad.Tienes mucha suerte de vivir allí! En cuanto a los problemas, me detectaron (muy tarde, por diversos despistes médicos y cierta desgana generalizada en el centro de salud que me corresponde) un hipotiroidismo en el segundo trimestre y me estoy tratando de ello. El bebé parece estar bien, pero hasta que nazca y le hagan las pruebas correspondientes nos vamos a tener la certeza absoluta. Eso sí, desde hace un mes, matronas y médicos han empezado a mirarme y remirarme como no habían hecho en ningún momento del embarazo. Más vale tarde que nunca, supongo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mamá y la tribu

Blog de Crianza Sostenible

unamadremolona.wordpress.com/

Trucos, consejos y todo lo que necesitas saber para ser una madre molona o, por lo menos, intentarlo

Entre Togas y Chupetes

Madre y Abogada a tiempo completo y sobreviviendo.

Días de mamá

Mis cosas, mi vida. ¿Te unes?

La Madre Tigre

Blog de La Madre Tigre

La hipster family de Barcelona

Una pareja de modernillos y un hipsterbebe

Maternideas

Ideas, consejos e historias divertidas sobre la maternidad y crianza

Sra de Díaz

Buscando mi lugar

otro blog de mamis

aventuras de una mami de tres, con título especial

Princesas y Princesos

Un corazon de melón, una princesa de fresa y un bombón de chocolate

Urban&Mom

Historias de una mamá en la ciudad

39 semanas

O como ser mamá y no morir en el intento

Diario de una endorfina

Diario ilustrado de un embarazo y de la vida loca con 2 gorditos a bordo

la aventura de mi embarazo

O como ser mamá y no morir en el intento

SAMBA IBÉRICA

O como ser mamá y no morir en el intento

Mucha Vida

cocina sencilla para novatos, vividores y bocas audaces

A %d blogueros les gusta esto: