Ni contigo ni sin ti

Vamos a ver, ¿cuándo acaba esto? Porque todo el mundo me dice que los celos hermaniles se pasan en seguida, que la Mayor acaba asumiendo que ya no es la reina de la casa y acepta, por fin, a la Pequeña y luego paz y después gloria, pero yo quiero precisión, a ser posible, milimétrica ¿Cuánto tiempo es “en seguida”? ¿Tres meses? ¿Seis? ¿Un año? Porque empiezo a estar de los nervios…

Odio, lo que se dice odio, aún no he visto en los ojos de la Enana, pero no puedo dejarlas solas ni un segundo. El otro día fui al baño (que a veces no queda más remedio), debí tardar unos tres minutos y cuando regresé al salón me encontré la Enana intentando ponerle a su hermana una bolsa en la cabeza con el argumento irrebatible de que “necesitaba un sombrero”.  Pegué un grito, más por el susto que por hubiera verdadero peligro, y volví a reñir a la Mayor, a explicarle que Tulga es un bebé, que es muy blandita y que le podemos hacer daño sin darnos cuenta. Le pedí, por enésima vez, que no tocara a su hermana si yo no estaba presente y ella me juró que me haría caso, que se portaría bien… Tres horas después ya se le había olvidado su promesa y la sorprendí dando unos golpecitos en la tripa a la Pequeña, con bastante más saña de la necesaria. Vuelta a empezar. Y así todos los días.

He empezado a llevarme conmigo a la Mayor cuando voy al baño o a dejarla con su padre si está en casa, pero tarde o temprano me despistaré dos segundos que ella aprovechará para intentar meterle en la boca su bocadillo de jamón. Y si no, al tiempo.

Y eso no es todo. Mi Enana, mi niñona de casi tres años, que dormía a pata suelta toda la noche desde que cumplió 18 meses, ha empezado a despertarse cada dos por tres. Más que el bebé. Y además a horas alternas. O sea, que si Tulga me demanda un rato de teta a las 02:00, ella me llama a grito pelao a las 03:10, de forma que yo no consigo hilar dos horas de sueño seguidas ni por casualidad. He enviado a su padre de expedición apagafuegos en varias ocasiones, pero no funciona. Solo le valgo yo. Quiere que mamá le cuente un cuento de madrugada o que se meta un rato con ella en la cama o que le lleve agua o la acompañe a hacer pis. Me vuelvo loca y me muero de sueño, sobre todo porque si intento dar una cabezada en el sofá mientras Tulga echa la siesta, la Enana se encarga de dejar de hacer lo que esté haciendo para sacudirme por un brazo y gritar: “Mamá, no te duermaaaas!!!”.

También ha empezado a hacer otras cosas para llamar mi atención, por ejemplo:

– hacerse pis o caca en cima a propósito (escatológica que se me ha vuelto la chiquilla, con lo relimpia que era).

– meterse el dedo en la nariz hasta hacerla sangrar (si me lo cuentan, no me lo creo, pero juro por Snoopy que es verdad verdadera).

– negarse a comer si no le doy yo la comida (bueno, esto poco, porque para ella el yantar es sagrado y no se va a quedar sin comer por que sí).

Puesto que a estas cosas no les presto atención y les quito importancia (aunque por dentro me esté cagando en sus muelas), no es algo que ocurra muy a menudo, pero cuando pasa tengo que respirar profundo y contar hasta 10 para no perder los nervios. Alguien puede decir: “Bah! Ese comportamiento no tiene por qué deberse a la hermana. A lo mejor es solo una fase…”. Pero no. Está claro. Más de una vez me ha pedido con insistencia que deje a Tulga y que la coja un poco a ella en brazos o ha exclamado: “¡Qué pesado es este bebé que no te deja jugar conmigo! Ponla en su cuna y léeme un cuento!”. Así que volviendo al tema, ¿cuándo se acaba? ¿Falta mucho para poder disfrutar de mis hijas sin tener que preocuparme de que la Mayor desgracie por accidente a la Pequeña? ¿Podré volver a dormir más de dos horas alguna noche? ¿Seré capaz de ir al baño sin un cronómetro en la mano?

Anuncios

Etiquetas: , ,

3 responses to “Ni contigo ni sin ti”

  1. nosoyunadramamama says :

    Me encantaría poder darte alguna recomendación pero ahora mismo, y por el momento, en mi casa reina la paz! Es más, el nuevo hermanito les tiene como locos!! pero será cuestión de tiempo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mamá y la tribu

Blog de Crianza Sostenible

unamadremolona.wordpress.com/

Trucos, consejos y todo lo que necesitas saber para ser una madre molona o, por lo menos, intentarlo

Entre Togas y Chupetes

Madre y Abogada a tiempo completo y sobreviviendo.

Días de mamá

Mis cosas, mi vida. ¿Te unes?

La Madre Tigre

Blog de La Madre Tigre

La hipster family de Barcelona

Una pareja de modernillos y un hipsterbebe

Maternideas

Ideas, consejos e historias divertidas sobre la maternidad y crianza

Sra de Díaz

Buscando mi lugar

otro blog de mamis

aventuras de una mami de tres, con título especial

Princesas y Princesos

Un corazon de melón, una princesa de fresa y un bombón de chocolate

Urban&Mom

Historias de una mamá en la ciudad

39 semanas

O como ser mamá y no morir en el intento

Diario de una endorfina

Diario ilustrado de un embarazo y de la vida loca con 2 gorditos a bordo

la aventura de mi embarazo

O como ser mamá y no morir en el intento

SAMBA IBÉRICA

O como ser mamá y no morir en el intento

Mucha Vida

cocina sencilla para novatos, vividores y bocas audaces

A %d blogueros les gusta esto: