Operación pañal II: Asalto nocturno

No pensé que la cosa saldría taaaaaaan bien, pero mira oye, no voy a quejarme. He dejado pasar unos días antes de hacerme verdaderas ilusiones, pero casi un mes después puedo decir en voz alta que la Mayor está definitivamente desapañalada ¡¡¡Viva!!!

La verdad es que ella me lo ha puesto fácil, aunque yo he estado atenta a las señales cual técnico de sonar a la captura de submarino ruso. A saber:

– Muchas mañanas amanecía seca, cosa que celebrábamos como si se tratase del cuatro de Julio (jo, que yanquis me están quedando los símiles en esta entrada!).

– Era perfectamente consciente de cuándo había pis en sus “braguitas especiales”, lo que me llevó a sospechar que en realidad no se meaba encima por que sí, sino porque le daba pereza levantarse para ir al baño. Y eso no. En casa gandules los justos.

– Mi niñona de casi tres años y medio quería ser como mamá y papá y dormir con ropa interior normal, así que me lancé a comprarle unas superbragas de Frozen, de todos los colores, que le diera mucha pena mojar y se las probé una por una para que viera lo chula-chulísimas que eran.

– Se acercaba el buen tiempo y la posibilidad de poner lavadoras a tutiplén sin tener que rezar a Santa Padera para que se secaran las sábanas a tiempo.

Con todos estos datos en mi poder, una noche me lié la manta a la cabeza, guardé los pañales que sobraban y le puse bragas a la niña. Alea iacta est y esas cosas que te cuentan. Podría decir que, como buena madre, pasé la noche en vela esperando a ver si la criatura iba o no hacer sus cosas al retrete, pero la verdad es que mi actual estado de agotamiento existencial me dormí como una piedra nada más poner la cabeza en la almohada. Lo admito: lo mío no es ser mamá-mártir. Ni hacer magdalenas… que no tiene nada que ver con lo anterior, pero es que me quedan como el hormigón armado.

A las seis y cinco, puntual como un reloj suizo, la pequeña Tulga tuvo a bien tocar diana y aproveché la circunstancia para palpar discretamente a la Mayor. Seca. Todo en orden ¡¡¡ Ay, que alegría!!! Cuando la desperté para ir a la guarde festejamos su logro por todo lo alto, fuimos juntas a hacer pis al baño y la dejé elegir a ella las braguitas limpias. De Frozen, claro.

Desde esa primera noche ha pasado casi un mes y el marcador ha quedado de la siguiente forma:

– Niña seca: 23

– Niña mojada: 2

Gana la seca por aplastante mayoría.

A ver, no soy tonta y sé que habrá más escapes, pero la chiquilla va por buen camino. Hemos establecido un ritual nocturno que consiste en besar a todo el mundo, lavarse los dientes e ir al baño antes de dormir y parece que la cosa funciona. Así estoy yo: ¡como unas castañuelas! Y bueno. Un poco triste también, porque mi bebé gordote se hace mayor a toda velocidad, casi sin darme cuenta, y en un decir “supercalifragilisticoespialidoso” la voy a tener pidiéndome euros para irse con el Richar a un concierto. Ya verás…

 

Anuncios

Etiquetas: , ,

13 responses to “Operación pañal II: Asalto nocturno”

  1. marifififi says :

    Toma, toma y toma! enhorabuena, nosotros también acabamos de dar por superada esa fase, y ¡que gusto olvidarse de los pañales para siempre! Ahora todavía nos queda el chupete. Besicos

  2. Norgwinid says :

    Síiii. Es superemocionante! El chupete nunca lo quiso así que no tenemos que preocuparnos por eso. El problema va a ser Tulga que chupete tampoco, pero dedo un rato largo!

  3. dtradiciorece says :

    Muchas felicidades!!! Unos pañales menos!!! Es maravilloso ver como se hacen mayores 🙂

  4. entremishoras says :

    Quë bien👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻 genial!! Yo hace una semana que también se lo he quitado a Niño porque llevaba ya semanas amaneciendo seco, aunque algún día tuvo algún escape. Así que ahora que ya hace calor, he decidido quitárselo y si algún día se moja tampoco pasa nada.
    Enhorabuena!!!!!

    • Norgwinid says :

      Gracias. El mérito es todo suyo!!! Yo me he limitado a leer las señales y a restar importancia a los escapes (ella se ha enfadado bastante más que yo cuando las dos únicas ocasiones en las que se ha hecho pis. Si es que es suuuuuper mayor, je je je). Besos

  5. Mamá Zombi says :

    Bieeeen! N también se ha despañalado recientemente, aunque me sigue haciendo la puñeta de vez en cuando haciéndose caca en los momentos más inoportunos (en los que curiosamente siempre estoy atendiendo a su hermana, ejem). Pero las noches las lleva increíble.
    ¿Dónde has comprado las bragas de Frozen? Por favor, ¡las necesito! xD

    • Norgwinid says :

      Jajaja. Mi Mayor también cogió la costumbre de ir a hacer caca cada vez que me ponía dar el pecho a su hermana. Supongo que es su forma de llamar la atención, aunque yo preferiría algo menos escatológico!!! Las bragas de Frozen son de h&m, un paquete de 8, de todos los colores y con las famosas Elsa y Ana. Ains, qué pasión despiertan esos dibujos!!!

      • Mamá Zombi says :

        Oh, genial, ¡gracias! Pues a ver si se le quitan las ganas de cagarse encima de sus adoradas “pisesas de Fofen” XD
        Por cierto, tengo pendiente una entrada sobre magdalenas, si consigo escribirla algún día ya te avisaré 🙂

      • Norgwinid says :

        Jajaja. Vale, me lo apunto!!! A ver si consigo sacar una hornada que no nos rompa las muelas!!!

  6. Diario de una Mami says :

    Joder, ¡qué bien! A nosotros aún os queda tiempo para empezar. Pegotito solo tiene 20 meses.
    ¿Repostería? Cocino fatal, no me cogerían ni en el casting de Master Chef. 😉

    • Norgwinid says :

      Jajaja. A mi la cocina se me da bastante bien. Incluso la repostería tiene un pase… pero las magdalenas como que no. Y mira que probado 20 recetas distintas! Con el pañal es paciencia y esperar el momento adecuado. Yo le quité el de día a la Enana el verano pasado con casi dos años y medio aunque ella estaba preparada mucho antes. La vaga soy yo, que decidí esperar al calorcito. Por cierto, esta noche tuvimos otro escape…. Esto me pasa por bocachancla!

      • Diario de una Mami says :

        ¡Jaja! Un fallo lo tiene cualquiera 😉
        Mi problema con la cocina es no disponer del suficiente tiempo y ser interrumpida continuamente con frases del tipo “Ma-má”, “A-gu-a”, pañales sucios, llantos… Así me sale lo que me sale 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mamá y la tribu

Blog de Crianza Sostenible

unamadremolona.wordpress.com/

Trucos, consejos y todo lo que necesitas saber para ser una madre molona o, por lo menos, intentarlo

Entre Togas y Chupetes

Madre y Abogada a tiempo completo y sobreviviendo.

Días de mamá

Mis cosas, mi vida. ¿Te unes?

La Madre Tigre

Blog de La Madre Tigre

La hipster family de Barcelona

Una pareja de modernillos y un hipsterbebe

Maternideas

Ideas, consejos e historias divertidas sobre la maternidad y crianza

Sra de Díaz

Buscando mi lugar

otro blog de mamis

aventuras de una mami de tres, con título especial

Princesas y Princesos

Un corazon de melón, una princesa de fresa y un bombón de chocolate

Urban&Mom

Historias de una mamá en la ciudad

39 semanas

O como ser mamá y no morir en el intento

Diario de una endorfina

Diario ilustrado de un embarazo y de la vida loca con 2 gorditos a bordo

la aventura de mi embarazo

O como ser mamá y no morir en el intento

SAMBA IBÉRICA

O como ser mamá y no morir en el intento

Mucha Vida

cocina sencilla para novatos, vividores y bocas audaces

Blog de Madre

Desdramatizando el mundo maternal

A %d blogueros les gusta esto: