10 consejos que daría a una madre reciente

Cuando me quedé embarazada y, sobre todo, tras el nacimiento de mi primera hija recibí un montón de consejos de crianza por parte de allegados, conocidos y perfectos extraños que me generaron una profunda confusión y hasta cierta inseguridad. Ponle crema en el culito. No se la pongas ¿Pero duerme todavía con vosotros? ¡Qué barbaridad!  Eso son los dientes. No puede tener hambre, lo que quiere es usarte de chupete.  Para que duerma mejor haz esto. Y esto otro. La llevas muy destapada, va coger frío. ¡Quítale esa manta! No ves que está sudando… Y yo pensaba: ¡Ay, Dios mio, que mala madre soy, que no me doy cuenta de que mi bebé tiene frío o se muere de calor! ¡Pero si hasta la estoy tupiendo a base de teta, que seguro que se me empacha, cuando lo que necesita es un buen chupete! Llegó un momento en que decidí que el resto del mundo no tenía ni idea de lo que pasaba en mi casa y que yo mejor que nadie sabía lo que convenía a mi pequeño Teminator, así que me quedé con aquellos consejos que me parecieron más cabales (¡Gracias M.!) y pasé olímpicamente de las viejas del visillo, madres y suegras… y a veces hasta del pediatra, que tuvo a bien sugerirme trasladar a la chiquilla a su cuarto para que así durmiera mejor. Juas, juas, juas. Que me río yo del resultado.

Echando la vista atrás y, basándome en mi experiencia, si una embarazada o mami reciente me pidiera consejo, le diría lo siguiente:

11705121_921452257920335_6428990368381168622_n

1) El Síndrome del Nido está bien, pero apúntate también al de la Ardilla. O sea. Un par de semanas antes de salir de cuentas, vacía tu congelador y ponte a cocinar como si no hubiera un mañana. Cuando nazca el bebé no vais a tener ni ganas ni tiempo de jugar a las cocinitas y vivir a base de latas y platos prefrabricados no es saludable. Si tras una noche de infarto, aprovechas la siesta de la criatura para zamparte un buen plato de lentejas, tu cuerpo y tu ánimo te lo agradecerán. Ah, y si vienen visitas, que os traigan la compra o una tortilla de patatas. Los patucos pueden esperar. El estómago, no.

2) Las tareas domésticas no son imprescindibles. En serio ¿Que hay pelusas del tamaño de sandías rodando por el pasillo? Pues déjalas. Que también tienen derecho a vivir… Aparca la plancha una temporada, pon las lavadoras justas, olvídate de fregar los platos… Lo importante ahora sois tú y el bebé (bueno y el padre del susodicho, que a veces nos olvidamos de él). Si has tenido un mal parto o te toca un puerperio de aúpa, descansa, come, duerme. Lo que más necesita tu hijo es una madre feliz y sana, no una bañera reluciente.

3) A veces los bebés lloran porque sí. Porque les toca. Te dirán que son cólicos, que son los dientes, que se ha quedado hambre o lo que esté de moda en ese momento, pero a veces no es ninguna de estas cosas. Sólo lloran y hay que joderse asumirlo.

4) Vas a tener ganas de gritar, de mandarlo todo a la mierda, de llorar a moco tendido. Tranquila: es normal. El cansancio, el estrés, las hormonas, el no saber qué estás haciendo exactamente… todo eso desgasta. Y o te toca un auténtico santo, del tipo que duerme toda la noche desde los dos meses y ni pestañea cuando lo dejas en el suelo o en su hamaquita o prepárate a llegar al límite de tu paciencia.

5) Sé que es una tentación, pero no te vuelvas loca comprándole ropa. Los bebés crecen muy rápido y antes de que te des cuenta ese conjunto tan mono que te costó una pasta ya no le va a valer y se va a quedar sin estrenar en el armario. Intenta que esté cómodo, fresco en verano y calentito en invierno y ya está. El exceso de ropa además te causará un serio problema de espacio (al menos que tengas más armarios que casa) y llegará un punto en que o tiras/regalas ropa u os vais a vivir al jardín con el perro. Ah, y las tallas son meras sugerencias: no te fíes de la etiqueta. Puede que ponga “9 meses”, pero a lo mejor a tu churumbel la prenda en cuestión le queda grande o muy pequeña.

6) Tus hijos van a querer estar contigo siempre, en todo momento. Incluso cuando quieras ducharte o ir al baño. Hasta cuando ellos mismos estén durmiendo. Durante una buena temporada vas a ser el centro de su universo. Es francamente agotador pero luego lo echarás de menos. Piensa en esto cuando no te dejen ni hablar por teléfono…

7) Los niños (hasta los muy pequeños) son esponjas, aprenden las 24 horas del día y tú, su padre y familia más directa seréis su mayor ejemplo. Si quieres que tu hijo aprenda a decir “gracias” dáselas tú cuando las merezca. Si es bueno que pida perdón, asume que a veces te equivocas y discúlpate con él. La comida sana, el protector solar, el cepillarse los dientes… vamos, las cosas aburridas de la vida cotidiana… son patrimonio de toda la familia, no sólo de los peques. Predica con el ejemplo. Basta que tu hijo te vea comer cerezas a dos carrillos para que de repente le apetezcan más que una bolsa de gusanitos.

8) Un baso derramado o un vestido manchado no tienen la más mínima importancia. No le hagas creer que ha cometido un delito por tirar al suelo el paquete de galletas. Recógelas (e intenta que no se las coma después, sobre todo si tenéis un perro que no deja soltar pelo). ¿Que estás hasta el moño de limpiar? Pues claro, pero no es culpa de tu hijo. Los niños tienen que mancharse y tirar cosas. Es como mejor se aprende. Si hay algo valioso en casa que desees conservar a toda costa, mejor quitalo de su alcance (y a ser posible de su vista): más vale prevenir que lamentar.

9) Un hijo no implica que pongas fin a tu vida social. Sólo tienes que reestructurarla un poco. En lugar de salir fuera, invita a tus amigos a casa a merendar o a pasar una noche al rededor de un juego de mesa. Busca restaurantes, playas, campings, museos, etc. donde los niños sean bienvenidos, con parques, columpios o cualquier otra cosa que necesites y te facilite la vida. Verás que la gente está dispuesta a echarte una mano en el lugar que menos te lo esperes (un tren, una cafetería, un centro comercial… ¡Gracias a mis ángeles anónimos!). Sal. Pasea. Disfruta. Si tú te diviertes, casi con certeza ellos también lo pasarán bien.

10) Si tienes la oportunidad, habla con otras madres, pon en común con ellas tus dudas y problemas. Verás que no estás sola y que lo que a ti te parece un mundo en realidad tiene fácil solución. Ah, y pide ayuda si la necesitas. Nadie va a darnos una medalla por aguantar lo inaguantable: si estás enferma, si no llegas, si te faltan manos… lanza un SOS. Alguien acudirá, lo prometo.

Saber todo esto me habría venido de perlas hace unos años. Me habría ahorrado muchos quebraderos de cabeza (¡y hueco en el armario!) ¿Algún otro consejo necesario? Mirad que mi Mayor se aproxima a los tres años y medio y esto para mi empieza a ser Terra Ignota… ¡Se admiten sugerencias!

Ah y no olvido los premios Excellence. Ahí van otros tres nominados:

1) Alma de mami. Llegué por casualidad y me encantó.

2) Fernando Plaza. Uno de los pocos hombres que bloguean en esto de la ma/pa-ternidad

3) Y Cartas para Francisco. Una mami luchadora, que tuvo que afrontar su maternidad en solitario por un duro golpe de la vida y que ahora sonríe como la que más.

¡Enhorabuena a todos!

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

19 responses to “10 consejos que daría a una madre reciente”

  1. entremishoras says :

    Me apunto a tus consejos, me parecen perfectos y esos sí que ayudan porque son reales como la vida misma. Mi principal consejo es lo que comentas al principio del post: no hagas caso a nadie, quien mejor conoce a tu hijo eres tú y poco a poco irás viendo sus preferencias, lo que mejor le funciona, y ese es el camino a seguir. Da igual lo que digan los demás, sólo lo que te funcione con tus peques y lo que se adecúe a tu forma de ser.

    • Norgwinid says :

      Sí. Es verdad. Yo lo he probado en mis carnes: lo que le funciona a una familia a otra le va fatal, porque no hay dos niños iguales ni dos madres iguales ni dos partos o postpartos iguales… Besos, rebonica!

  2. Diario de una Mami says :

    Me parecen estupendos tus consejos. Yo también he tenido encontronazos con el pediatra, jeje. Por eso le consulto temas médicos y punto pelota. 😉

    • Norgwinid says :

      Si es que a veces se meten en cosas que no les competen! Con la Mayor en la revisión de los 6 meses me preguntó qué tal dormía. Le dije que fatal y su solución fue que la pasáramos a su cuarto. Yo, que era muy ingenua en ese momento, le hice caso y me tiré un mes dando paseos de un cuarto al otro hasta que me hinché y volví a meterla en nuestra cama. Desde entonces, consejos de crianza los justos!!!

  3. nosoyunadramamama says :

    Muy de acuerdo con casi todo!! Sobre todo con lo de que son esponjas, con lo de comprar la ropa justa y con lo dela vida social… Hay gente q desaparece del mapa cuando tiene un hijo, como si no se pudiese seguir viajando, saliendo o cominedo fuera de casa… me estresa mucho eso, jajaja…

    • Norgwinid says :

      Yo me negué a que ser madre me convirtiera en una seta! Con lo que me gusta a mi la calle! Muchas de mis vecinas a penas salen: en invierno porque hace mucho frío y en verano porque hace mucho calor. Teniendo en cuenta que por estos lares la primavera dura 10 días (con suerte) y el otoño tres (con más suerte todavía) eso te deja 15 días para salir con los niños por ahí. Anda ya! Yo al menos que caigan chuzos de punta tengo un plan al aire libre para las niñas. Y es verdad que hace un montón que no salimos de marcha por ahí, por hemos montado fiestas en casa hasta las tantas sin problema ninguno. El caso es organizarse bien. Besos… Ah! y me encantan tus sugerencias de playas. Eres una crack. En 10 días estamos de vacaciones y nos vamos a Santander y a Asturias, así que voy tomando notas a tutiplén!!!

      • nosoyunadramamama says :

        Ufff, yo no puedo!!! Las hay q ni van a bodas, me supera! Nosotros hacemos mucho plan de casa rural con amigos, los niños duermen y los mayores tomamos copas y charlamos. Recordad lo de las mareas! !!!!! Hay playas q casi desaparecen con marea alta. Y disfritad!! Os recomiendo el Arenal de Moris, hablé de ella en el blog el año pasado!

  4. Aporelbebe says :

    Pues aqui una primeriza con 39+2 semanas de embarazo con la cabeza llena de dudas que no sabes lo agradecidísima que está con esta entrada que me viene como agua de mayo😉😉

  5. Mama desastre says :

    Me parecen muy buenos consejos y coincido con entremishoras en que no hay que hacer caso a nadie y hacer lo que tu como madre crees mejor para tus hijos

    • Norgwinid says :

      Gracias!!! Sí, si al final se impone el sentido común y la practicidad. Eso es lo importante!!!

    • lilmgc says :

      Yo aún no he tenido hijos y tengo claras mis ideas, que para algo leo y me informo como la que más, quedándome solo con las cosas que me parecen “lógicas y cuantificables” jaja. No me ando haciendo caso de consejos de hace 30 años en plan decirle a una recién parida que no lo acostumbre en brazos “luego verás…” con tonito amenazador. Otro de mis favoritos es “es que su leche es medio agua y no le alimenta” jaja me parto. Yo diré sisisisisisi a todo y luego haré lo que yo crea conveniente 😀

      • Norgwinid says :

        Ains el tema de los brazos y de la leche que no alimenta es un clásico… y lo peor es que a mi ambas cosas me las ha dicho, la primera, una matrona y, la segunda, una enfermera de pediatría. Para flipar!

      • Mama desastre says :

        Haces bien, yo estoy del tema brazos… Hasta el moñete, hasta que el día menos pensado salte a alguno, de momento me estoy cayando…

      • Norgwinid says :

        Jajaja. Lo mejor es pasar o decir “Sí, si tienes razón”. Y luego hacer lo que te plazca o te convenga. La gente se queda superfeliz cuando le dices lo que quiere oír…

  6. almademami says :

    Definitivamente diez grandes consejos… Lo de hacerse con un bien “fondo de congelador” esencial…lo q te ahorras en tiempo!! Q no te sobra con un bebe precisamente! Y confiar en una misma q a pesar de estar en plan despojo con el postparty lo hacemos fenomenal!!
    Que emoción mi primer premio! Y súper chuli lo q me has dicho! Mil gracias!!

  7. EL PODER DE QUERER SER MADRE says :

    Que gran entrada, todos los consejos me han parecido maravillosos, y creo que son muy beneficiosos para futuras mamás, yo me los dejo en la mente, para cuando sea mamá, Graciass 🙂

    • Norgwinid says :

      ¡¡¡¡De nada!!!! Es un placer poder echar una mano siempre que sea posible… Son cosas muy basadas en mi experiencia personal, pero cada una puede quedarse con lo que mejor se cuadre a sus necesidades (un punto, dos o los 10!!!!!). Besicos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mamá y la tribu

Blog de Crianza Sostenible

unamadremolona.wordpress.com/

Trucos, consejos y todo lo que necesitas saber para ser una madre molona o, por lo menos, intentarlo

Entre Togas y Chupetes

Madre y Abogada a tiempo completo y sobreviviendo.

Días de mamá

Mis cosas, mi vida. ¿Te unes?

La Madre Tigre

Blog de La Madre Tigre

La hipster family de Barcelona

Una pareja de modernillos y un hipsterbebe

Maternideas

Ideas, consejos e historias divertidas sobre la maternidad y crianza

Sra de Díaz

Buscando mi lugar

otro blog de mamis

aventuras de una mami de tres, con título especial

Princesas y Princesos

Un corazon de melón, una princesa de fresa y un bombón de chocolate

Urban&Mom

Historias de una mamá en la ciudad

39 semanas

O como ser mamá y no morir en el intento

Diario de una endorfina

Diario ilustrado de un embarazo y de la vida loca con 2 gorditos a bordo

la aventura de mi embarazo

O como ser mamá y no morir en el intento

SAMBA IBÉRICA

O como ser mamá y no morir en el intento

Mucha Vida

cocina sencilla para novatos, vividores y bocas audaces

Blog de Madre

Desdramatizando el mundo maternal

A %d blogueros les gusta esto: