Un hasta pronto no es un adiós

Esto es fruto de un mal momento. En realidad de una (casi) discusión. Pero yo soy muy de prontos, de tomar decisiones en caliente y ahora, lo que me pide el cuerpo, es decir: “hasta luego”. No voy a cerrar el blog. Creo que aún tengo muchas cosas que contar y pienso retomarlo más adelante, sin embargo, ahora no puedo seguir escribiendo una o dos entradas a la semana con el sentido del humor y la gracia que se merecen.

¿Qué por qué? Pues ya os adelantaba algo en mi post anterior, en esa oda a las hormonas y a mi (desatado) instinto maternal. La semana que viene cumplo 38 años. Estoy a punto de que “se me pase el arroz”, como dicen las viejas y en lo más profundo de mi corazón albergaba la minúscula esperanza (chiquitita, chiquitita, casi microscópica) de convencer al costillo de tener un tercero. Pero no. Prefiere irradiarse los huevos con rayos X a aumentar la familia. Palabras textuales.

Ja, ja. Qué simpático, diréis algunas. Irradiarse los huevos y tal.

Ya.

Pero no.

No me ha hecho gracia. Y no por la negativa, que esa me la esperaba y la tenía (casi) asumida. No. Lo que me ha sentado peor que una patada en las tripas ha sido la falta de empatía, el tono de reproche, el desdén incluso, que se desprendía de la frase de marras. Paso de ti y de tus hormonas, guapa. Y lagrimitas las justas que ya habíamos hablado del tema.

Ale.

En estas circunstancias prefiero poner un punto y aparte en el blog. Lo abrí como una distracción en un momento difícil y ahora no hace más que recordarme lo que no voy a tener. Igual que las cajas llenas de ropa, a las que pienso dar puerta de una manera u otra en breve. Necesito hacer limpieza, de armarios, de cerebro y de corazón y para eso voy a tomar un poco de distancia y tratar de verlo todo en perspectiva. A lo mejor me valen un par de semanas o un mes y en noviembre vuelvo a daros la vara… Esto, como digo, no es un adiós, sino sólo un “hasta luego”, un alto en el camino para que el tiempo cure mis heridas y me permita renunciar/convencerme/conformarme con el fin de la fase más importante de mi vida.

Ahora, en este instante, sólo quiero llorar. Y lo voy a hacer bajito y para adentro para no molestar.

Gracias a todas las que habéis compartido conmigo vuestras experiencias, sugerencias y comentarios. Hay mucha gente estupenda en este mundo 2.0. Y para no dar un portazo y dejaros un buen regusto en la boca, me despido con una de las estupendas ilustraciones de SSM (Super Single Mami).

11235283_1043532588990924_8605005004210395620_n

La que diga que nunca le ha pasado esto ¡miente!

Hasta pronto, bonicas!!!!

Anuncios

Etiquetas: , , ,

26 responses to “Un hasta pronto no es un adiós”

  1. entremishoras says :

    Siento mucho que en estés así en estos momentos. Los hombres no suelen sentir la paternidad de la misma manera que nosotras, ni esa llamada… Pero está claro que si los dos no queréis es complicado. Entiendo que te sentara mal las maneras, ya que te lo podía haber dicho de otra manera más empática. En fin, tómate el tiempo que necesites y si luego vuelves a animarte aquí estaremos esperando leerte. Mucho ánimo!
    Por cierto, lo de la ilustración me pasa casi a diario jajajja, también porque los míos se suelen dormir tarde y ya no estoy para muchas historias. Un beso!

    • Norgwinid says :

      Gracias por tus palabras. Y siento la tardanza en contestar… Aún estoy mascando para tragar la bola que tengo en la garganta. A ver si me voy poniendo las pilas!!!!

  2. dtradiciorece says :

    Tomate tu tiempo y muchos ánimos, debe ser complicado cuando uno quiere y otro no 😦 espero que se le pase. Un abrazo

    • Norgwinid says :

      Las cuestiones de este tipo (y de cualquier otro) siempre son complicadas, porque exigen negociación y si uno de las partes se cierra en banda no hay nada que hacer. Que vale, claro. Pero hay formas y formas de decir las cosas y una anda con la sensibilidad a flor de piel… En fin. Un beso!!!

  3. Diario de una Mami says :

    Espero que vuelvas pronto a contarnos todo lo que te ronda la cabeza con ese estupendo sentido del humor que te caracteriza. Un abrazo enorme. 😦

    • Norgwinid says :

      Volveré, no lo dudes. Sólo voy a esperar a ver las cosas desde otra perspectiva y de otro color que no sea negro/gris plomo… Con lo que me mola a mi un arcoiris!

  4. Una mamá muy feliz says :

    Siento el desencanto que debes de estar sintiendo. Espero que vuelvas pronto! Besosssss

  5. lilmgc says :

    Cuando quieras volver, aquí estaremos.

  6. almademami says :

    Ays, con lo que me gusta a mí leerte!! Es un momemtno difícil y toca coger aire y gestionar la realidad para salir a flote de ella… no dudo que lo harás. Y con un resoplido que me levanta el flequillo gruño: hombresssss…. Ánimo y un besote!!

    • Norgwinid says :

      Hombres, sí!!! y su falta de empatía en general… que no digo yo que se ponga en mi lugar, que sé que aunque lo intente con todas sus fuerzas, no puede (ni quiere). Pero a veces, si uno no tiene nada bueno que decir, lo mejor que puede hacer es callarse (y prepararme un té). Besos!

  7. Paloma Iraizoz says :

    ¡Mucho ánimo! Una pena que no te podamos leer en un tiempo, pero tú eres lo primero, así que cuídate mucho y espero que todo se resuelva lo mejor posible

  8. La Hobbita says :

    Vaya por Dios. Te acabo de “conocer” vía Una Mamá Muy Feliz y me encuentro un post así…. No se que puedo decir que te anime porque lo entiendo. Mi Mozo también canceló en plena búsqueda el plan de tener hijos y la devastación interna fue como un tsunami. Lo que tu dices. No es tanto lo que te dicen si no el cómo te lo dicen. A veces tienen la empatía de una patata, hija, no se le puede dar más vueltas (yo suelo decir que al cromosoma Y le falta una pata y se le tenía que notar en algo). Pero ánimo, no desesperes. date un tiempo para ti que también es importante.

    Un abrazo 🙂

    • Norgwinid says :

      ¡Gracias por los ánimos y bienvenida! La mayoría de los hombres con los que me he cruzado en mi vida tenían (y tienen) la misma sensibilidad de un repollo con lazo. O sea, ninguna. Imagino que es un defecto de fábrica… En fin. Besicos!

  9. lamamadealvaro says :

    Jooo, lo siento mucho. Y espero que vuelvas pronto. Creo que tu experiencia nos puede servir a muchas que también queremos un tercero aunque acabemos de parir al segundo
    Besitos

    • Norgwinid says :

      Jajaja. Ains, ese desquicie mental también lo sufrí yo. Recién parida y ya pensaba en el siguiente… Estoy segura de que todo es cosa de nuestras hormonas que se tienen la juerga padre montada en nuestro organismo…

  10. La maternidad de Krika en Suiza says :

    Vaya, acabo de descubrir tu blog y me ha entusiasmado, pero ahora veo que me toca esperar, tómate tu tiempo, aquí estaremos esperando a que vuelvas 😉

  11. PrimerizaSalvada says :

    Digo lo mismo que la Maternidad de Krika en Suiza, acabo de descubrir tu blog y aquí estaré esperando tu vuelta. Espero que estes mejor y mucho ánimo guapa. Tienes todo mi apoyo y nada de llorar hábito, desahogarse es bueno y necesario. Un besico!

  12. Ainara says :

    Pues qué penaaaa, porque justo te he descubierto ahora! Y por lo que he podido leer, tenemos mucho en común…dos niñas de tres y medio y uno y medio, abuelos lejos, teta, guardería, trabajo y algunas cosillas más que he leido por encima! (a ver si voy leyendo más posts tuyos)
    Lo que de momento no tenemos en común es justo el tema de este post, en el que yo estoy justo al contrario que tú. Siempre hablamos de tener tres, y mi chico lo tiene claro, pero ahora la que no lo tiene claro soy yo! Que a lo mejor luego me animo, pero ahora mismo no lo veo. Es como que se me han agotado las ganas de bebés por el momento…pero bueno, sobre la marcha!

    Mucho ánimo, guapa, y espero que lo vayas pasando…y que escribas más!

    Un beso

    • Norgwinid says :

      Ainssss, qué mal repartido está el mundo. Oye, a lo mejor podríamos cambiarnos los maromos!!! Ja ja ja. Ahora en serio. Gracias por los ánimos, estoy remontando y pronto estaré de vuelta. Sólo quiero terminar de hacer limpieza!!!!

Trackbacks / Pingbacks

  1. Una de premios | Mamá en el Siglo XXI - 12 febrero, 2016
  2. Dos años menos un día | Mamá en el Siglo XXI - 6 marzo, 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mamá y la tribu

Blog de Crianza Sostenible

unamadremolona.wordpress.com/

Trucos, consejos y todo lo que necesitas saber para ser una madre molona o, por lo menos, intentarlo

Entre Togas y Chupetes

Madre y Abogada a tiempo completo y sobreviviendo.

Días de mamá

Mis cosas, mi vida. ¿Te unes?

La Madre Tigre

Blog de La Madre Tigre

La hipster family de Barcelona

Una pareja de modernillos y un hipsterbebe

Maternideas

Ideas, consejos e historias divertidas sobre la maternidad y crianza

Sra de Díaz

Buscando mi lugar

otro blog de mamis

aventuras de una mami de tres, con título especial

Princesas y Princesos

Un corazon de melón, una princesa de fresa y un bombón de chocolate

Urban&Mom

Historias de una mamá en la ciudad

39 semanas

O como ser mamá y no morir en el intento

Diario de una endorfina

Diario ilustrado de un embarazo y de la vida loca con 2 gorditos a bordo

la aventura de mi embarazo

O como ser mamá y no morir en el intento

SAMBA IBÉRICA

O como ser mamá y no morir en el intento

Mucha Vida

cocina sencilla para novatos, vividores y bocas audaces

A %d blogueros les gusta esto: