Cuándo llevar a tu hijo al médico

Eso es lo que me pregunto yo. Joder. Jolín. Que no hay quien acierte con los pediatras. Si te plantas en su consulta en cuanto el churumbel tose dos veces y vomita la cena, te dicen que exageras, que el chiquillo tiene un simple catarro o (y esto me encanta, porque vale para un roto y para un descosido) que es un “virus”. Así en abstracto. Que tampoco van a precisar con profanos. Luego, tras mirarte con fastidio, te recomiendan (le pase lo que le pase) hidratarlo mucho y vigilar si sube la fiebre. Y aquí paz y después, gloria. En cambio, si esperas a pedir cita a que tu miniser esté enfermo de verdad (por ejemplo, con unas calenturas que no bajan ni aunque le chutes paracetamol en vena o cuando su respiración nocturna te recuerda a la de Darth Vader) entonces, ¡ay amiga!, te acusan de malamadre y de poco menos que haber puesto en peligro la vida del retoño por tu incompresible tardanza en acudir a verle.

Así que, pediatras del mundo ¿cuándo cojones llevo al médico a las niñas?

En los cuatro años que va a hacer la Mayor he estado con ella en urgencias exactamente tres veces: un codo dislocado, una deshidratación severa resultado de una gastroenteritis y una otitis de repetición con casi 40 de fiebre en medio de un puente festivo de 4 días. Con la Pequeña sólo he ido una vez y con un volante de su pediatra, por una bronquiolitis a los dos meses y medio. Con esto quiero decir: a) que no me gusta pasarme la tarde o la noche en el hospital, ni – dicho sea de paso- en el centro salud. Prefiero hacer turismo en el monte; b) no soy una drama mama, ni pienso que mis hijas se han fracturado el cráneo cada vez que se caen del tobogán. Es más: tiendo a quitarle hierro al asunto y como resultado tengo dos princesas rubias más duras que Chuck Norris. Mujeres de pelo en pecho, que si lloran es porque se han hecho daño de verdad o están agonizando; c) no medico a mis hijas innecesariamente. No voy al pediatra exigiendo antibióticos ni jarabes ni zarandajas… ¡pero si hasta soy reticente a darles apiretal!

Como escribí hace tiempo, tengo asumido que los niños se ponen enfermos, que se caen, que se hacen chichones y se desollan las rodillas, por eso me confunde la actitud de los especialistas que me han tocado en gracia. Vamos, que no atino con ellos. No sé si pedir cita al primer moco o cuando las enanas están haciendo testamento.

En unos días la Mayor tiene la revisión de niña sana de los cuatro años y ya estoy temblando. Porque si hay algo peor que un médico te abronque por dejar a tu hija enferma en casa un día de más o de menos son los dichosos percentiles… Pero eso, como diría Atreyu, es otra historia y debe ser contada en otra ocasión…

Anuncios

Etiquetas: ,

15 responses to “Cuándo llevar a tu hijo al médico”

  1. Arantxa says :

    Pues yo, para mi desgracia, creo que voy a ser de las que corren al médico a la mínima. Creo, ya os contaré, pero soy un poco paranoica y verlos tan pequeños… O igual luego no y soy más pasotilla. Espero que la mayor esté perfectamente 🙂 ¡Un abrazo!

    • Norgwinid says :

      Las niñas están genial ya, gracias!!! En realidad no era para tanto, aunque la bronca me la chupé igual. A ver, yo nunca he jugado con la salud de mis hijas, pero de verdad que no sé cómo acertar. Cuento el caso de la Pequeña: poco antes de cumplir tres meses se puso malita con mocos y tos (un catarro que le pegó su hermana). No tuvo fiebre en ningún momento, pero a los dos o tres días, cada vez que tosía vomitaba y como andaba así así con el peso la llevé a la pediatra para que la viera. Su diagnóstico fue bronquiolitis y me mandó con un volante corriendo a urgencias, diciendo que tenía que haberla llevado al primer estornudo. Por el camino yo pensaba acojonada: “Dios mío que mala madre soy, que no he llevado antes a la criatura al médico y ahora me la van a ingresar”. Lo pasé fatal no, lo siguiente. En urgencias me vieron con tal cara de terror que me trataron como nunca en mi vida. Miraron la peque, me miraron a mi y luego el volante. Y me dijeron: No le pasa nada. Tiene catarro, está todo bien ¿por qué te ha dicho la pediatra que vengas? Se lo conté. Se miraron entre ellos. Y añadieron: Bueno, si tiene fiebre o ves que le cuesta respirar traela otra vez, pero en realidad no le pasa nada. Si vomita con la tos, dale más tomas más cortas para que reponga líquidos, y no te preocupes. Todo ello acompañado de sonrillas y cierto tono de “ains estás madres primerizas (que yo no lo era, pero para caso…)”. Mi instinto estaba bien. A mi hija no le pasaba nada, pero aún así me hicieron pasar todos un mal rato del copón.

  2. nosoyunadramamama says :

    madre mía, el historial de tu mayor es igual parecido al de Alfonso, a Urgencias fuimos tres veces, una por dislocarse el hombro y dos por deshidratación tras vomitonas hasta de agua… Y el mediano ha pisado urgencias una vez por una brecha… El tercero, y espero q dure, no se ha estrenado… Yo la verdad es que no tengo muy claro cuándo hay que ir al pediatra, lo he hecho si he visto que respiraban mal, si ves que algo les duele o lloran más de lo normal… Me da que tú y yo vamos en situaciones parecidas, jaja

    • Norgwinid says :

      Sí, yo creo que sí. Pido cita sólo cuando veo que la cosa no cede o que se complica. Nunca se me ocurría ir a urgencias o al pediatra por una gastroenteritis o por un poco de fiebre… entre otras cosas, porque me mandarían a casita sin mirar a la criatura y con la recomendación (en ambos casos) de que le de agua en abundancia… jajaja. Pequé de inocente con la Mayor un par de veces cuando era un bebé, pero ya no doy paseos en balde.

  3. mamaymaestraentierradenadie says :

    Ayy yo gracias a dios en 14 meses nunca he ido, pero me da mucho miedo que se ponga malito mi niño al ser tan pequeños no sabemos que les pasa y que les duele, alguna que otra vez si que he ido demasiado a la pediatra y me da igual que piensen que soy una pesada… Ji ji.

  4. Diario de una mami says :

    Ay, cómo te entiendo. Antes de ir al pediatra empiezo: pero será necesario?? Porque antes iba a urgencias a la mínima: típico de madre primeriza. En cambio he aprendido a relativizar. Claro que, te escribo de camino al centro de salud. hoy en el centro de salud porque creo que Pegotito tiene conjuntivitis y se le pegan los párpados. Y luego me dirán que exagero…

  5. Diario de una mami says :

    La verdad es que fue todo bien: colirio y a casa en un santiamén. :))

  6. mamacaotica says :

    Yo odio los hospitales, he estado ingresada 3 veces en mi vida, con apendicitis, con un cólico nefrítico y cuando di a luz; así que imagina para llevar a mi hija, intento cerciorarme de que es lo suficientemente grave para hacerlo, ya que no es solo el paseo, sino que debe de ser un agobio para ellos que los estén observando, etc…

    Yo a la mía en 6 meses la he llevado una vez y al centro de salud, porque no paraba de toser y tenía muchísimos mocos. Cruzo los dedos y espero que no me toque llevarla más veces. Quizás parezca mala madre, pero si le puedo evitar pasar esos rollos, pues lo hago.

    Me he partido con lo de “cuando su respiración nocturna te recuerda a la de Darth Vader” jajajajajaja

    • Norgwinid says :

      No es de malamadre no llevar a los peques al médico a la primera de cambio. Ellos pasan tan mal rato como nosotras… o peor, porque no saben a lo que van. Yo sólo he estado en un hospital dos veces, por el nacimiento de mis hijas y espero que siga así!!!!

  7. mama y la tribu says :

    No conocía tu blog y me ha encantado. Mi opinión es que no se aclaran.Cuando vas porque exageras, cuando no lo haces que porqué no le has llevado antes. Conclusión, confía en tu criterio. Nadie mejor que tú conoce a tus hijas. Feliz finde!!!!

    • Norgwinid says :

      Muchas gracias y bienvenida! Pues sí, lo mejor es fiarse del instinto porque es que nos dice cuándo hay que correr a urgencias de verdad! Hoy mismo sin ir más lejos, la Mayor se ha caído y se ha dado un buen golpe en la cabeza. Tres punto lleva en la frente la pobre ¡y menudo susto con toda la sangre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mamá y la tribu

Blog de Crianza Sostenible

unamadremolona.wordpress.com/

Trucos, consejos y todo lo que necesitas saber para ser una madre molona o, por lo menos, intentarlo

Entre Togas y Chupetes

Madre y Abogada a tiempo completo y sobreviviendo.

Días de mamá

Mis cosas, mi vida. ¿Te unes?

La Madre Tigre

Blog de La Madre Tigre

La hipster family de Barcelona

Una pareja de modernillos y un hipsterbebe

Maternideas

Ideas, consejos e historias divertidas sobre la maternidad y crianza

Sra de Díaz

Buscando mi lugar

otro blog de mamis

aventuras de una mami de tres, con título especial

Princesas y Princesos

Un corazon de melón, una princesa de fresa y un bombón de chocolate

Urban&Mom

Historias de una mamá en la ciudad

39 semanas

O como ser mamá y no morir en el intento

Diario de una endorfina

Diario ilustrado de un embarazo y de la vida loca con 2 gorditos a bordo

la aventura de mi embarazo

O como ser mamá y no morir en el intento

SAMBA IBÉRICA

O como ser mamá y no morir en el intento

Mucha Vida

cocina sencilla para novatos, vividores y bocas audaces

Blog de Madre

Desdramatizando el mundo maternal

A %d blogueros les gusta esto: