“Te vas a hacer un estropicio” y otras perlas de madre

Lo confieso: a veces empleo con mis hijas el tipo de frases lapidarias que antes de ser madre jamás pensé usaría ¿Alguna vez, en vuestro lejano pasado prematernal  dijisteis “nunca voy a hacer/decir/dejar de hacer lo que sea cuando los churumbeles lleguen a mi vida? Yo sí, y ahora la vida me ha dado un “zasca” en toda la cara, por bocachancla.

con-caric3b1o-te-lo-digo

Mira, este “Zasca” no lo había pensado…

Y es que el otro día me sorprendí a mi misma gritándole a la Mayor, con un montón de exclamaciones y otros signos de puntuación, la siguiente perla del mar Caribe: “¡¡¡¡¡DÉJATE YA LA COSTRA DE LA RODILLA QUE TE VAS A HACER UN ESTROPICIO!!!!!!”. A ver, a ver. Un poco de calma ¿En serio semejante sentencia ha salido de mis labios? ¿Un estropicio? Por favor…

Tras aquel episodio, decidí hacer un repaso mental a todas esas frases que siendo niña escuché una y mil veces de mi madre y que juré que jamás, never, en los días de mi vida, emplearía con mis propios hijos…. Ains, lo que hace el desconocimiento de causa….

  1. En el número 5 está la celebérrima: “Ponte la chaqueta que vas a coger frío”. Para empezar, el frío no se coge, por Dios. No  es un bolígrafo que se te han caído al suelo. El frío está ahí, sin más, jodiendo la marrana, en el ambiente y lo vas a notar aunque no hagas el más mínimo esfuerzo por “cogerlo”. En segundo lugar, puede que tú estés sentada en un banco e o hasta apoyada en el tronco de un árbol controlando el percal, pero es casi seguro al 100 por 100 que la criatura de tus entretelas, a la que quieres encasquetarle la chaqueta en cuestión, está sudando como un pollo y al borde del colapso. Frío no tiene, por lo menos mientras sus pulsaciones no bajen un poco. Así que be water my friend. Hasta aquí la teoría ¿Qué hago yo? PUES PONERLES LA CHAQUETA. Para que no me cojan frío, eso sí.
  2. En cuarto lugar, y dicha con cierto tiembre de mala leche, se encuentra la frase: “¿Cómo que no está? Como vaya para allá y lo encuentre os vais a enterar”. Los objetos parecen tener la extraña capacidad de esconderse de los niños (y a veces, de los padres) que los buscan, casi hasta el punto de hacerme sospechar que poseen aviesas intenciones. Basta que tengas un poco de prisa para que nadie, repito, NADIE, encuentre por ninguna parte las llaves del coche, el calcetín izquierdo o la mochila de la guardería. Ya puedes tener a un regimiento de la Guarda Civil y al CSI Miami peinando tu casa que lo que sea que necesites no va a aparecer hasta que TÚ en persona vayas a buscarlo. Debe ser una habilidad que surge de manera espontánea cuando te conviertes en madre, porque sino no lo entiendo.
  3. Si os soy sincera nunca pensé que la frase que ocupa el tercer puesto saldría por mi boca, pero me he sorprendido oyendomela a mi misma en más de una ocasión: “Terminate la leche que estás creciendo”. Ay, Virgen Santa ¿pero tú te escuchas, mujer? ¿Qué pasa? ¿Que si la Mayor se deja un culín de leche en el baso va a empezar a menguar? Que parece que los mililitros de leche ingeridos son directamente proporcionales a los centímetros que va a crecer ese mes ¡Relájate! ¡Dale un margen de maniobra! ¡No le sueltes esa perla!… aunque, bueno, si se toma la leche mejor, ¿no?
  4. La medalla de plata de este ranking de frases absurdas es todo un clásico, hasta el punto de que las Maris tienen un blog con un título similar (si no lo conoces, pincha aquí, que es de mucho molar): me refiero, como no podía ser de otra forma, a ” ¡Ni peros, ni peras!”. Esto es algo que dice toda madre del Multiverso cuando: a) está hasta el moño de dar razones por las que es imposible seguir comiendo galletas o b) se ha quedado sin argumentos válidos para NO ir al parque. Tengo que aclarar que la frase en cuestión puede variar un poco en función de la madre y el momento. Basta con cambiar el género de la última palabra empleada por nuestro querubín para que tenga el mismo peso que la original. Por ejemplo: “Ni mamá ni memé”, “ni vengo ni venga”, “ni poco ni poca”, y así hasta el infinito. Creo que solo una palabra terminada en consonante nos podría hacer parar… O no. Que no hay que subestimar la desesperación de una progenitora en estos casos.
  5. Y ya para terminar, el Chanel nº 5 de las frases maternales, aquella que me juré por mis muelas que no formaría parte de mi vocabulario, el: “Porque lo digo yo”. A ver, no es que recurra a esta sentencia todos los días, pero tengo que confesar, que en estos cuatro años y medio de maternidad se me ha escapado en más de una ocasión. Me suena taaaaaaaaaaaan mal, que cuando me oigo a mi misma con la cantinela, en seguida reculo y acabo dando más explicaciones de las que habría dado en un primer momento. Soy así de boba. Pero es que si no soy capaz de derrotar en un enfrentamiento dialéctico a una niña de cuatro años ¿qué cojones va a ser mi cuando tenga 17? Me va a comer por una pata. Lo estoy viendo. Por eso me estoy entrenando, para cuando me toque explicar por qué NO va a ir al Pingüinos con el Richar en su moto, vestida de cuero y con mi tarjeta de crédito…

¿Y vosotras? ¿Algún otro clásico que añadir?

Anuncios

Etiquetas: ,

13 responses to ““Te vas a hacer un estropicio” y otras perlas de madre”

  1. Diario de una mami says :

    ¡Jajajaja! ¡Qué buenas! Si es que es parir y comenzar a soltar perlas por la boca. Yo también juré no hacerlo y ahora las digo sin parar (la que más repito es “ni parque ni parco”, ocasionando las risas de mi esposo), añadiendo lo de “cuando seas madre, comerås huevos”. Me ha encantado tu post. 🙂

  2. nosoyunadramamama says :

    jajaja, confieso que de peros y peras nunca ha salido de mi boca!!! ojo, que yo digo y punto, y me quedo más ancha, jajaja… Por cierto, sabes que el nombre de mi blog es precisamente un guiño a un libro que se llama “Cómo no ser una drama mamá”? son frases que nuestras madres decían y que juramos que no diríamos nunca!!

    • Norgwinid says :

      Sí que conozco el libro en el que se basa tu blog. De hecho, te confieso que llegué a él por error, mientras buscaba el otro, jajaja. Eso sí. Luego me quedé superencantada!!!! Fíjate que lo de “y punto” se me había pasado… Con lo que lo digo yo también. Ays, si es que esto es un no parar.

  3. mamacaotica says :

    Como me he reído!! jajajaja
    La mía aún no dice ni mú, así que de momento no he soltado nada, pero no tengo ninguna duda de que lo haré. Porque cuanto más nos hemos quejado de nuestras madres, más lo hacemos.
    Hay una que dirás dentro de unos años: “Que te crees, que soy el banco de España?”. Esta es muy mítica!!
    Un beso!

  4. EL PODER DE QUERER SER MADRE says :

    Mientras vivas en mi casa haras lo que yo diga, o cuando seasmayor de edad haras lo que tedela gana, mientras harás lo que yo te diga jejejeje, o porque lo dicen los mayores… jejejejje, otra que no tiene mucho sentido es, come que no me comes nada (menos mal que no te come sino te preocuparía un poco, o no porque estarías muerta) jejejejejjeje Besitos!!

  5. papa bicho raro says :

    Je, je, je, yo cuando no puedo más y me canso de razonar con el le suelto el “cuando seas padre comerás huevos”

  6. lilmgc says :

    Tómate el zumo, que se le van las vitaminas. Aún no soy madre pero ya la he dicho!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mamá y la tribu

Blog de Crianza Sostenible

unamadremolona.wordpress.com/

Trucos, consejos y todo lo que necesitas saber para ser una madre molona o, por lo menos, intentarlo

Entre Togas y Chupetes

Madre y Abogada a tiempo completo y sobreviviendo.

Días de mamá

Mis cosas, mi vida. ¿Te unes?

La Madre Tigre

Blog de La Madre Tigre

La hipster family de Barcelona

Una pareja de modernillos y un hipsterbebe

Maternideas

Ideas, consejos e historias divertidas sobre la maternidad y crianza

Sra de Díaz

Buscando mi lugar

otro blog de mamis

aventuras de una mami de tres, con título especial

Princesas y Princesos

Un corazon de melón, una princesa de fresa y un bombón de chocolate

Urban&Mom

Historias de una mamá en la ciudad

39 semanas

O como ser mamá y no morir en el intento

Diario de una endorfina

Diario ilustrado de un embarazo y de la vida loca con 2 gorditos a bordo

la aventura de mi embarazo

O como ser mamá y no morir en el intento

SAMBA IBÉRICA

O como ser mamá y no morir en el intento

Mucha Vida

cocina sencilla para novatos, vividores y bocas audaces

Blog de Madre

Desdramatizando el mundo maternal

A %d blogueros les gusta esto: